El último beso

Hola amigos, quiero contarles la historia que nos envía a nuestro correo nuestra querida Dina: “Hoy estoy frente a mi ventana recordando los momentos en la casa, las risas, los abrazos, los besos y peleas, fueron tres años donde no sólo era felicidad, eramos cómplices, amigos, amantes y demás, disfrutamos, conocimos y peleábamos, eso no lo puedo negar, pero en especial todo fue una buena amistad.

Jamás fuimos “novios”, pues esa palabra era muy grande para esa “relación”, eramos amigos con derechos, aunque no existía un compromiso pactado, como los noviazgos, por así decirlo, yo era muy fiel a mis sentimientos por él, sin embargo él era de aquellos que sin un compromiso vigente, hacia lo que le placía, aún cuando decía amarme, y al no ser nada, no tenia derecho a una confrontación.

vivimos momentos especiales, viajamos, cocinábamos, íbamos a cine, almorzábamos, salíamos al parque, cenábamos y hasta nos quedábamos en la casa el uno en la del otro, decíamos que veríamos películas, al final nunca las veíamos, pues entenderán que era lo que hacíamos debajo de las sabanas, eso era casual, me gustaba mucho su compañía, sus abrazos, su risa, él me contaba su vida y yo la mía, creo jamás había sido tan abierta con alguien como lo fui con esa persona.

Sin embargo cuando él decidió no seguir más con eso que nos hacia daño mutuamente, al darse cuenta que no somo los indicados, que esa “relación” se hacia tormentosa cada vez más y después de una fuerte discusión, nos fuimos a dormir cada uno en una diferente habitación, realmente no pude dormir, estaba tan incomoda, quería que él me abrazara y no me soltara, pero esa ya era una muerte anunciada, para esa relación que no funciono.

Al día siguiente el se marcho y lo único que me dejo fue el último beso que me dio, yo me sentí morir, pues era consciente de lo que sucedería después, pero mi corazón tenia la esperanza de verlo por ultima vez, de abrazarlo, de besarlo y decirle aun te amo. Eso nunca pasó, él simplemente se marchó, dejando mi corazón como un vidrio roto en el piso quebrado en mil pedazos, para no volver a pegarlos, simplemente botarlos.

Ahora que me siento a recordar todas las noches, aventuras y demás, recuerdo sus promesas mientras hablábamos en la mesa, no dejarnos jamás, que yo era su amiga, amante y mujer, que estaría solo y para él, antes de esa noche tenia tantos planes, creo eso fue lo malo, pesar en un futuro cuando él no se veía a mi lado. Aquí me encuentro llorando, esperando que mi corazón entienda que ya no va más esa relación, donde se daño hasta la amistad, no quiero volverme a enamorar, no quiero sufrir más, no quiero sentir nada por nadie, ni me vuelvan a ilusionar”

¿Te ha sucedido lo mismo que a nuestra querida Dina, cuéntanos tu historia y qué hiciste para afrontarla?

¡Si te gustó compartelo!

Claire

Hola amigos soy Claire y me gusta la lectura, además muchos dicen que soy la indicada para dar consejos, así que no temas en preguntar o compartir todo lo que necesites .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *