No necesito un Hombre para ser Feliz

¡Hombres!, ¿quién dijo que estos son indispensables?, ¿quién dijo que debemos pasar nuestra vida cerca de un hombre para ser feliz?, ¿en qué momento se volvieron indispensables para las mujeres?, después de todos estos años vividos, de miles de rupturas, he aprendido que en el amor, o se da todo o no se da nada, no debemos conformarnos con hombres a “medias tintas”, ni aceptar menos de lo que nos merecemos.

Ahora que sé qué quiero en mi vida, quien soy y gracias a todos estos días de soltería, ¡sí estoy soltera!, ahora me valoro, me quiero, soy una mujer valiosa, emprendedora, inteligente, independiente y trabajadora, es por eso que puedo decir que no necesito a ningún hombre para ser feliz, ya no quiero un amor que me haga sentir “encadenada”, que me haga sentir “abandonada”, ni mucho menos valorada, sí no me valoraba, porque aunque no haya sufrido de ningún maltrato físico, psicológico o verbal, no me valoraba por seguir atada a un hombre egoísta y envidioso; se sentía mi único dueño y me quería como una esclava, la que no podía tener amigos, ni salir de su casa.

Por tal motivo ya no me anhela un hombre inmaduro, soberbio, envidioso, egoísta, que piense solo en sus necesidades, es qué estar soltera tiene sus ventajas y beneficios, en esos momentos nos podemos conocer mejor, amarnos más, perdonarnos por todo lo que nos hemos fallado, no miremos atrás porque ese hombre ya no está, lo mejor es ponernos en pie, mirar hacia adelante, juntar todos esos pedazos rotos que nos dejaron de corazón en el suelo, pisoteados y armarlos, no importa si tenemos que utilizar una cinta o reconstruirlo nuevamente, debemos tener claro que somos Mujeres hermosas y completas,  que NO necesitamos de nadie para serlo.

Hoy me he mirado al espejo, para amarme, valorarme, aceptarme tal cual soy, con virtudes y defectos, con cicatrices en el corazón, con errores, con fracasos y victorias, ya no me menospreciare, de ahora en adelante no he de perdonar infidelidades, o querer a alguien que no este a mi altura (no hablo de la estatura, porque soy bien bajita), no elegiré a ningún hombre, ni mucho menos al primero para llenar el vacío de mi soledad, pues soy una mujer que ama, que se entrega en cuerpo y alma, ofrezco lo que he de querer, porque así lo he de merecer. Ahora lo grito a los cuatro vientos ¡No necesito de ningún un hombre para ser feliz!

¡Si te gustó compartelo!

Claire

Hola amigos soy Claire y me gusta la lectura, además muchos dicen que soy la indicada para dar consejos, así que no temas en preguntar o compartir todo lo que necesites .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *